miércoles, 29 de julio de 2009

Mi mamá nunca me dejo tener ni un pez, una vez en segundo de primaria, tuve un pollito, amarillito, chiquito, chillon; un día me fuí unos días de la casa y cuando regresé "se había muerto"... nunca me creí esa e incluso culpaba a mi mamá "lo aplasto o algo". Ahora creo que son criaturas bastante vulnerables y propensas a morir en un medio urbano.

El perro.... el perro.... el perro... el perro...
Gracias por ver eso conmigo anoche.


En mi imagen la suricata max.

1 comentario:

  1. hey monchis, si iremos el domingo =D=D ojala encontremos baeee

    ResponderEliminar